El camuflaje: qué es y cómo se aplica

El malestar ocasionado por alteraciones estéticas cutáneas puede ser disminuido por el camuflaje corrector.

Las alteraciones estéticas cutáneas, sobre todo las más visibles  y pronunciadas, pueden provocar un malestar intenso psicológico, generar inseguridad, incomodidad y condicionar por tanto negativamente nuestra vida diaria.

Para atender las necesidades de quienes padecen estos problemas, la moderna cosmetología ha elaborado cosméticos de maquillaje especiales con propiedades especialmente cubrientes y por tanto ideales para disimular las imperfecciones cutáneas, permanentes o pasajeras, a través de técnicas de maquillaje corrector llamadas “Camouflage”.

Camouflage es un término que deriva de la unión de las dos palabras francesas camoufler (camuffare) y maquillage (maquillaje) y en el lenguaje científico se define también Dermatología y Cosmetología Correctiva.

Las principales alteraciones estéticas para las que se utiliza el camuflaje:
Desde la década de los 40 el campo de aplicación del camuflaje se ha extendido y actualmente se utiliza incluso para cubrir alteraciones estéticas, temporales o permanentes, relacionadas con intervenciones de cirugía estética y reconstructiva, intervenciones dermatológicas, discromías y patologías dermatológicas, concretamente:

  • intervenciones de cirugía: lifting, rinoplastia, blefaroplastia
  • intervenciones dermatológicas: rellenos faciales, dermoabrasión, láser
  • patologías dermatológicas: acné y cicatrices causadas por acné, rosácea y cuperosis, vitíligo, psoriasis, esclerodermia localizada (morfea), LES (lupus eritematoso sistémico)
  • alteraciones estéticas cutáneas transitorias o permanentes: angiomas, nevus, manchas solares, melasma, cicatrices traumáticas (por ej. causadas por quemaduras) o quirúrgicas

Cuándo no debe utilizarse el camuflaje:

  • sobre lesiones de origen infectiva
  • sobre dermatitis en la fase aguda
  • sobre lesiones cutáneas exudativas
  • sobre psoriasis eritrodérmica y pustulosa
  • en casos de hipersensibilidad comprobada a componentes de los cosméticos utilizados.

Cuáles son los objetivos del camuflaje:

  1. disimular las alteraciones estéticas con un efecto natural
  2. asegurar una larga duración
  3. ser de fácil aplicación.

El camuflaje puede ser utilizado tanto por las mujeres como por los hombres y puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo que necesite ser ocultada. La técnica debe ser rápida y fácilmente realizable con el fin de ser aplicada en cualquier parte y cada vez que se necesite.

¿Qué características deben tener los productos de camuflaje?
Los productos de camuflaje deben responder a una serie de requisitos como:
poder cubriente
variedad de color
opacidad
larga duración
resistencia al agua.

Además tienen que ser hipoalergénicos, sobre todo porque se aplican en la piel delicada y frágil. Por tanto es preferible que estén formulados sin ingredientes potencialmente irritantes y/o sensibilizantes, además de estar testados para los metales pesados.

¿Cómo se aplica el camuflaje?

La técnica de camuflaje contempla 5 fases consecutivas y todas ellas son igual de importantes para obtener un buen resultado con el maquillaje corrector:

1) Limpieza:
Antes de aplicar el maquillaje es recomendable siempre limpiar la piel.
Lo ideal es un producto no agresivo, con o sin aclarado, que no altere el manto hidrolipídico de la superficie cutánea y proteja la función barrera.

2) Hidratación:
Después de la limpieza es fundamental hidratar la piel con un producto en forma de emulsión de alta tolerancia y de textura ligera o también un fluido concentrado si la piel está especialmente deshidratada.

3) Neutralización de la discromía:
Para neutralizar la discromía, o lo que es lo mismo, que casi no se note, es necesario ayudar a contrarrestar el color a nivel óptico. Esta fase es importante también para reducir la cantidad de maquillaje que hará falta para cubrirla en la fase siguiente.

El contraste se produce según la teoría de la complementariedad de los colores:
como los colores opuestos se anulan, el color de partida para el efecto óptico se neutraliza.

Así pues se elige un corrector de color complementario y se aplica dando ligeros toquecitos con los dedos o una esponjita:

  • el color coral neutraliza las discromías de color azul-violeta y atenúa el exceso de color marrón: ojeras, cardenales y hematomas, venas y capilares que destacan sobre el color normal además de manchas hiperpigmentadas
  • el color verde neutraliza las discromías de color rojo: rojeces, eritrosis, cuperosis, rosácea, angiomas planos, erupciones cutáneas y cicatrices recientes

4) Aplicación de la base de maquillaje:
Dondequiera que esté la imperfección es importante unificar la zona afectada por la discromía con la piel circundante y por tanto hay que:

  • elegir el color de base de maquillaje más parecido al tono de la piel
  • elegir la textura según la importancia del defecto a cubrir:
    Barra: más rica en pigmentos, adecuada en casos de alteraciones estéticas severas
    FLUIDO: más ligero, adecuado en casos de alteraciones estéticas leves y moderadas
  • aplicar dando ligeros toquecitos con los dedos o con una esponjita y difuminar el borde de la zona para unificarla con el resto del tono de piel.

5) Fijación de los productos aplicados
Para fijar la base de maquillaje aplicar unos polvos de textura ligera e impalpable, dando ligeros toquecitos delicadamente con una brocha.

Por último, vaporizar la zona maquillada con una solución en spray para completar la fijación y eliminar el efecto “pátina”, dejando un aspecto muy natural.
Eliminar el posible exceso de producto dando ligeros toquecitos con papel tissue.

Consejos para después de la aplicación

Tras haber disimulado las imperfecciones ya se puede completar el maquillaje con  otros productos de maquillaje, mejor aún si son específicos para pieles sensibles.

Al final del día es importante desmaquillar el rostro o las otras zonas del cuerpo en las que se ha aplicado el camuflaje.
Apuesta por un desmaquillante muy delicado, eficaz para eliminar el maquillaje, pero que respete el equilibrio cutáneo.

Si tienes la piel sensible y deseas saber cómo elegir el maquillaje y cómo aplicarlo, lee también:
El maquillaje para las pieles sensibles
Maquillar y desmaquillar la piel sensible


¿Quieres saber de más?

Hace una pregunta a nuestros expertos

Todos los productos BioNike de las líneas TRIDERM, DEFENCE y PROXERA están formulados para reducir el riesgo de intolerancia y son adecuados para las pieles sensibles. De hecho están sometidos a la prueba del níquel, SIN conservantes, SIN perfume (o con perfume libre de alérgenos), SIN gluten, y elaborados con ingredientes rigurosamente seleccionados y controlados.

Te recomendamos en cualquier caso consultar con tu farmacéutico y/o tu dermatólogo que te aconsejarán lo mejor posible.

¿Sabías que?

La línea BioNike DEFENCE COVER, está dedicada a quien busca en el maquillaje diario altísimos resultados correctivos, absoluta facilidad de aplicación y un resultado duradero y natural, respetando totalmente la piel, incluso aquellas más sensibles.

Los productos Bionike para el maquillaje corrector DEFENCE COVER, y para el maquillaje DEFENCE COLOR están formulados con alta tolerancia para las pieles sensibles y además de no contener conservantes, perfume ni gluten están también sometidos a la prueba de níquel, cromo y cobalto*.

*Formulado para minimizar el contenido y la liberación de níquel, cromo y cobalto. Cada lote de producción está sometido a control de acuerdo con el Reglamento (CE) nº 1907/2006.